Propóleos

Propóleos, selección de productos

Propóleos

El propóleos es una sustancia con innumerables propiedades, que las abejas recolectan de árboles y plantas. El propóleos se compone de multitud de elemento como resina, cera, polen, aceite de varios tipos, etc., por lo que suele tener un color oscuro, verdoso y marrón. Las abejas utilizan el propóleos para diversos cometidos, como el de embalsamar pequeños animales que no pueden sacar de la colmena con facilidad.

La producción debe iniciarse cuando las colonias estén fuertes y muestren signos de propolizadoras. En este punto, la tapa de la colmena debe sustituirse por una rejilla. El propóleos irá depositándose en la rejilla y la quitaremos cuando tenga más de un 75% recolectado.

Tras esto, hay que enfriar el producto para que quede duro. Una vez endurecido, se saca sobre una superficie lisa y limpia. Los trozos irán cayendo sobre la superficie. Para terminar, guardamos los trozos obtenidos en un recipiente cerrado, dónde puedan conservarse en un lugar fresco y seco.

Otras formas de recoger la producción propoleos_1

En el apartado anterior, hemos comentado la recolección por rejilla o malla. En este apartado hablaremos de otros dos.

Colector inteligente

En este método se sustituyen las alzas por listones de madera, dónde se deposita el propóleos y se puede ir recolectando fácilmente. El instinto de las abejas hará que vayan a cerrar las aberturas que dejen los listones.

Raspado

Es la manera menos usual debido a que este método recoge de los cantos y las esquinas de los marcos con una espátula. La cantidad que se recoge es poca y suele tener bastante suciedad.

Usos

Suele utilizarse como un complemento alimenticio y como componente en numerosos productos medicinales. Es posible que gran parte de su éxito es gracias a su potente efecto antioxidante.